La técnica Pomodoro

  • ¿Eres eficiente?
  • ¿Pasas horas trabajando pero sientes que dejas todo a medias?
  • ¿Valoras tu tiempo?

Entonces no lo pierdas más, ya sea a la hora de sentarte a escribir, en tu trabajo habitual, tus estudios o en cualquier tarea que debas llevar a cabo, la técnica Pomodoro te ayudará a ser más productivo de lo que imaginas.

Esta técnica es una forma sencilla y muy efectiva de mejorar tus hábitos de trabajo. Y es tan fácil como programar un temporizador de cocina (tu móvil o este temporizador) para que suene en 25 minutos. Durante ese tiempo deberás trabajar sin distracciones, y en cuanto suene la alarma, tienes que tomarte un descanso de 5 minutos.

Más fácil imposible… Pero permíteme que te lo explique con más detalle porque para que esta técnica cause efecto en nuestro trabajo, debemos alcanzar los siguientes objetivos:

 

#1 ¿Cuánto tardo?

Averigua cuánto esfuerzo requiere cada actividad, ¿cómo? Tienes que medir cuántos pomodoros (tandas de 25 minutos) necesitas para completar dicha tarea.

Por ejemplo: El libro que estoy escribiendo está compuesto por pequeños capítulos. Quiero averiguar cuánto tardo en escribir un capítulo: lo haré mediante tiempos de 25 minutos trabajando + 5 minutos de descanso.

Para no despistarte, puedes escribirlo en una hoja, así sabrás exactamente qué tiempo debes dedicarle a una tarea:

Esta tarea me ha llevado dos tandas de pomodoro, es decir, 55 minutos entre trabajo y descanso.

 

#2  ¡Fuera distracciones!

Aprende a no distraerte, a proteger tu pomodoro de cualquier distracción exterior. Concéntrate al 100% en la tarea que tienes entre manos, piensa que son solo 25 minutos de concentración absoluta, que después te puedes levantar y descansar, charlar con alguien, mirar el móvil, comer algo…

 

 

#3 Resumen y repaso

No solo sirve para llevar a cabo la tarea en cuestión, también para que hagas un breve resumen en tu cabeza de lo que vas a hacer los próximos 25 minutos. Los últimos minutos, antes de acabar, haz un pequeño repaso de lo que has hecho.

El caso es ser consciente del trabajo realizado, te sorprenderá lo productivo que puedes llegar a ser.

#4 Organízate

Gracias a esta técnica, puedes organizar todo tu trabajo: diario, semanal e incluso mensual.

Decides qué tiempo le vas a dedicar a según qué tarea, y tu trabajo será tan fácil como sentarte en la mesa y dejarte llevar por esa programación que tú mismo has creado.

Además, con una buena organización, gozarás de más tiempo libre, pero un tiempo libre de calidad, pues sabes que te lo mereces porque antes has hecho un buen trabajo.

Tampoco es cuestión de agobiarse y querer hacerlo todo de golpe, te recomiendo que pruebes la técnica durante unos días para familiarizarte con ella y adaptarlo como un hábito más. Será entonces cuando puedas programar con antelación todo tu trabajo.
 

#5  Tus objetivos

Una vez hayas conseguido alcanzar los objetivos anteriores, es hora de que te pongas los tuyos propios: ser más eficiente, mejorar la calidad de tu trabajo, tardar menos en finalizar una tarea, etc.

Por ejemplo: yo que me dedico a escribir, puedo saber con más seguridad lo que hago durante los 25 minutos de cada pomodoro. Puedo analizar si trabajo mejor por la mañana o por la noche, también soy consciente de cuántos pomodoros necesito en cada momento para escribir las misma páginas. Si escribo 5 páginas por la mañana en 3 pomodoros, y 2 por la noche también en tres pomodoros… La respuesta es evidente. Y así conseguiré terminar de escribir mi libro un poco antes que sin esta técnica.

Busca el mejor modo para ti, para sacarte el mayor partido posible, pues se trata de ser eficiente, no de trabajar más.

Para conseguir los mejores resultado posibles, tu objetivo final debe alcanzarse de manera progresiva, es decir, si aún no dominas el primer objetivo (analizar cuántos pomodoros requieren una tarea), no pretendas pasar al siguiente objetivo. Paso a paso.

¿Te parece útil? Entonces no te olvides de compartir, con un simple click puedes ayudar a los demás a ser más productivos. 

¿Te gusta leer? ¿Y escribir? 

Entonces no puedes perderte ninguno de mis blogs semanales, ni los mails que mando a mis amiguines los suscriptores. Así que no le des más vueltas y mete aquí abajo tus datos para recibir información útil, exclusivamente para escritores y lectores.

Para hablarnos de tú a tú.