Mis perfectas imperfecciones

¿Cuántas veces has deseado tener un físico diferente? Quizá otro color de piel o de ojos, otro tipo de cuerpo, ser más alto o  más bajo... No somos perfectos, sin embargo añoramos serlo, y nos castigamos creándonos complejos que en la mayoría de los casos solo nosotros mismos percibimos. 

Es hora de querernos tal y como somos, de respetar nuestros cuerpos y de encontrar la belleza que la diversidad esconde. 

 

 

Con el vídeo de  hoy propongo que empecemos a disfrutar de nuestras perfectas imperfecciones, sin olvidar que podemos mejorar. De eso se trata, de mostrar al mundo la mejor versión de uno mismo, sin perder su esencia y su originalidad.

Como siempre espero que disfrutéis del vídeo, que ojalá os inspire algo positivo, y no olvidéis compartirlo con aquellos a quienes pueda interesar.

¡ Muchas gracias por todo y que tengáis un bonito día !

a l z i u r