Adelgazar para siempre

¿Has hecho mil dietas pero siempre engordas todo el peso que habías perdido? ¿Estás desesperada/o porque ya no sabes qué hacer para adelgazar?

Te entiendo perfectamente porque yo me he encontrado en tu situación muchísimas veces: llegaba el verano y no estaba para nada en mi peso, me daba vergüenza ponerme el bikini, entonces me entraban las prisas y buscaba cualquier dieta “milagro” para perder esos kilos de más. Me tiraba un mes o dos pasando hambre, privándome de todo lo que me gustaba y de mal humor. Eso sí, en cuanto “acababa” la dieta (lo pongo entre comillas porque siempre las dejaba a medias) me liberaba de todas las restricciones, y los fritos, las salsas y la bollería industrial volvían a estar presentas en mi rutina.

Esa ha sido la historia de mi vida desde que tengo unos 14 años, hasta que un día comprendí que no podía seguir así, las dietas ya no me hacían efecto y algo tenía que cambiar… Así descubrí cómo se puede adelgazar para siempre, siendo fácil y sin dejar de comer. De eso hace ya 3 años, así que me he demostrado a mí misma que funciona.

En este vídeo te cuento con detalles cómo he logrado adelgazar para siempre:

Como habrás visto en el vídeo, es muy sencillo adelgazar para siempre, eso sí, no es rápido. Adelgazar de un modo saludable y sostenible no requiere de una dieta específica en la mayoría de los casos, sino de resetear nuestros hábitos y conocimientos sobre todo lo que la nutrición significa.

Como os he contado en el vídeo, no soy nutricionista ni médico, lo único que soy es una chica que se ha pasado toda su vida adelgazando y engordando a base de dietas “milagro”, las cuales, a pesar de ser “efectivas” a corto plazo (no saludables), no son sostenibles.

Por eso, adelgazar para siempre requiere de mentalizarse, de estar dispuestos a aprender de nuevo, de mucha paciencia y de constancia. Los resultados llegarán poco a poco, pero vendrán para quedarse. Además de que nos mejorará el humor, la energía, la calidad de nuestra piel, pelo y uñas…

Los beneficios de tener un estilo de vida saludable son infinitos y se mantendrán a lo largo del tiempo.

Para acabar, me gustaría comentaros que si no tenéis ni idea por dónde empezar u os apetece información de mejor calidad que la que yo puedo proporcionar (no soy especialista, solo hablo bajo mi experiencia) os recomiendo que acudáis a un profesional dietista-nutricionista que os asesore. Solo os pido que por favor elijáis a un profesional actualizado que demuestre pasión por lo que hace y que se moleste en haceros preguntas para conocer bien vuestra situación, analizarla y ofreceros las pautas correctas a seguir en vuestro caso específico. Podéis encontrar grandes profesionales en instagram por ejemplo, os doy algunos ejemplos: Carlos Ríos, Victoria Lozada o Dra. Mari Gomez.

También quiero recordaros que, a pesar de que cada persona es distinta, un estilo de vida saludable es beneficioso para todos. Eso sí, como cada cuerpo y mente son diferentes, no todos podemos implementar hábitos saludables del mismo modo, ni a la misma velocidad, ni con los mismos métodos. Pues aunque el brócoli, por ejemplo, es maravilloso, no a todos nos sienta bien.

Debes aprender a escuchar a tu cuerpo y descubrir qué necesita (desde luego no necesita bollería industrial, ni chorizo, ni patatas fritas... Aunque la vida es equilibrio, y de vez en cuando está bien darse el “gusto”).

Nada más chicos, espero que os haya gustado este blog y, sobre todo, espero que os haya aportado algo positivo.

¡Muchas gracias por todo!

Con cariño,

Alziur.

 

Beneficios de comer sano

Parece que antes los que estaban más gordos eran los únicos que debían preocuparse de comer sano mientras la gente delgada, o que estaba en “su peso”, podía seguir comiendo de todo sin preocuparse de su alimentación. Por suerte eso está cambiando y todo nos vamos concienciando de que comer bien no es algo meramente estético, aunque también es importante, sino que hay muchos más motivos por los que comer sano es fundamental para estar saludables y poder llevar una vida activa y feliz.

Además en este vídeo os explico porqué solo como bien en torno a un 80% del tiempo, en vez de alimentarme única y exclusivamente de comida saludable.

Aquí abajo voy a contaros 5 razones por las que debemos alimentarnos bien.

 

1. Estar en forma y vernos.

Este, como hablábamos antes, siempre ha sido el motivo principal por el que la gente empieza dietas o transforma su dieta buscando comer mejor. De hecho, yo empecé a comer sano porque tenía que perder unos kilos. Por suerte eso ha cambiado en los últimos años, y verme bien ha pasado a un segundo plano en mi nuevo estilo de vida más saludable, donde la salud, entre otras cosas, han tomado protagonismo.

Aún así, es verdad que estar en forma y vernos bien estéticamente es importante también, pues cuando uno se siente bien por dentro se nota por fuera, y viceversa.

Por eso debemos aceptarnos tal y como somos físicamente, pero procurar a la vez ofrecer la mejor versión dentro de nuestras posibilidades: nuestro mejor cuerpo, que no es más que aquel que está saludable y en su peso ideal.

 

2. Tener más energía.

Para conseguir cosas en la vida uno necesita estar activo, tener energía. Los logros no llegan desde el sofá. Hay tiempo para todo, pero para alcanzar objetivos del tipo de sean uno ha de esforzarse y trabajar por ello, y para eso necesitamos tener energía, alimentarnos bien para dar a nuestro cuerpo y cerebro la gasolina que necesita.

La comida de mala calidad no aporta nada, no solo es dañina, sino que encima no nos alimenta. Tu cuerpo necesita nutrientes y vitaminas para estar activo.

Es verdad que esto no es algo que se note de la noche a la mañana, es decir, no estás dos semanas comiendo bien y ya tienes más energía, pero créeme que a la larga los cambios son excepcionales.

Os cuento mi experiencia más detallada en este vídeo:

3. Prevenir enfermedades.

No quiere decir que por comer saludable jamás vayas a estar enfermo, pero si es cierto que una dieta equilibrada evita muchas enfermedades pues alimentarnos bien ayuda a que nuestra máquina (cuerpo y mente) funcionen mucho mejor y se averíen lo menos posible.

También recuerdo que, por lo general, siempre ha sido la gente con enfermedades la que tenía que corregir su dieta tras llevarse un buen susto y comenzar a comer bien: ataque al corazón, colesterol... pero, ¿no sera más sensato comer bien desde ya y evitar, en la medida de lo posible, esas enfermedades?

4. Buen humor.

Comer limpio nos hace sentirnos bien: sabemos que estamos haciendo lo correcto y eso moralmente nos ayuda a tener buen humor. Además, no se trata de hacer dietas estrictas que nos pongas de mal humor, al igual que tampoco nos ayuda la comida basura, porque aunque parece “aliviarnos” en un primer momento luego nos sentimos culpables y excesivamente llenos, pues normalmente nos pasamos comiendo…

Es una dieta equilibrada la que nos hace sentirnos bien, comer de todo pero de calidad, alimentos que alimenten, valga la redundancia.
También uno, por lo general, duerme mejor cuando se alimenta bien, y es un círculo vicioso (positivo) porque cuanto mejor duermes mejor te alimentas, esto lo explico con más detalle en este vídeo. Sin dejar de señalar que el cuerpo se cura mientras duerme, por eso es vital tener un buen descanso: lo cual no quiere decir dormir más horas o menos, sino que las que durmamos sean de calidad, un descanso profundo.

5. Tu piel, pelo y uñas lo agradecerán.

Es un hecho que cuanto más limpio comes, más brillas. Y sin duda se ve reflejado en la calidad de nuestro cabello, de nuestras uñas y en la piel.

Yo he notado grandes cambios, especialmente en mi piel, desde que como mejor. En este vídeo te cuento porqué he notado esa mejora, qué alimento creo que me ha ayudado a sentirme que mi piel ha evolucionado tan positivamente.

 

Entonces dime, ¿te parecen suficientes razones para empezar a comer sano? Comenta abajo qué opinas, o si encuentras alguna otra razón de peso para comer bien. Ya sabes que me encanta leeros y que entre todos, cada uno contando sus experiencias y su opinión, podemos ayudarnos a mejorar =)

¡Muchas gracias por todo soletes!

Con cariño,

Alziur.