Organiza tu menú semanal

¿Por qué todo el mundo habla de organizar las comidas para la semana?

No se trata de una simple moda, sino de un hábito muy práctico que deberíamos llevar a cabo, especialmente si queremos cuidarnos y tener una buena alimentación, porque cuando quieres comer sano y no tienes tiempo para cocinar, la organización es la clave.

Déjame que te de algunos motivos por los que organizar tu menú semanal es muy beneficioso. Mi intención es convencerte con ellos y animarte a que empieces a organizar tus comidas a lo largo de la semana.
Más abajo te cuento algunos trucos y te explico cómo me organizo yo.

Motivos para organizar tu menú semanal

1. Comer sano

Organizar el menú semanal nos ayuda a comer mejor, más variado y equilibrado, ya que tenemos una perspectiva global de todo lo que comemos a lo largo de la semana.

Además, organizamos las comidas con antelación, en frío, y no en base al hambre que tenemos, las prisas y/o las pocas ganas de cocinar, lo cual suele traducirse en pedir comida a domicilio o comer comida precocinada (por lo general, ultraprocesados).

2. Se acabó el temido “no sé qué comer” o “¿qué hago hoy para cenar?”

Solo es cuestión de mirar tu menú semanal y seguir lo escrito. Incluso mejor aún si dedicamos un par de horas a la semana a cocinar y preparar unos cuantos platos que podamos reservar en tuppers para ir utilizando a lo largo de la semana.

Añadir que organizar nuestro menú semanal no significa obsesionarnos ni sentirnos mal si no lo seguimos a rajatabla, es un método de organización que nos simplifica la vida y nos ayuda a comer mejor y ahorrar (tiempo y dinero), pero hay que adaptarse a la vida y ser flexibles. Si un día no se come lo que habíamos preparado, se guarda el tupper en el congelador y listo.

3. Más tiempo para nosotros

Una buena organización es sinónimo de eficiencia, y esto significa más tiempo libre.

No ir siempre a carreras, comprar a última hora, cocinar sin una idea inicial, llegar a casa y ver que no tienes nada en la nevera... Organízate, simplifica tus quehaceres y te aseguro que tendrás más tiempo libre.

4. Ahorro

Vamos a hacer la compra en función de las comidas escritas en el menú semanal, evitando comprar de más y gastar de más.

Organízate y comprueba por ti mismx como gastas menos en la compra semanal.

5. No al malgasto de alimentos

Porque cuando vamos a comprar sin una idea inicial de qué cocinar compramos a lo loco, compramos sin sentido y, generalmente, compramos en exceso.

Esto dejará de pasar con un buen plan de menú semanal, porque vamos a la compra con una lista de productos definida, alimentos que sabemos que vamos a utilizar porque está todo planificado de antemano.

6. Solo 15 minutos a la semana

Solo tardamos unos 15 minutos a la semana en planificar nuestro menú semanal, y verás que son los 15 minutos mejor invertidos porque cuando organizamos bien las comidas, la semana fluye.

menu-semanal

Algunas comidas que puedes cocinar de antemano y en grandes cantidades.

  • Lentejas (receta) o cualquier otra receta a base de legumbres.

  • Pisto (receta), porque lo conservas en botes de cristal y te puede sacar de cualquier apuro: pisto con patatas cocidas, con huevo, con pasta, sobre unas rebanadas de pan, con arroz, para rellenar unas berenjenas...

  • Verduras asadas: asa muchas verduras de una vez y podrás utilizarlas en ensaladas, con quinoa, con arroz… Porque asar lleva mucho tiempo entre que se calienta el horno y se cocinan las verduras, pero si cocinas una buena cantidad podrás guardarla en tuppers en la nevera y utilizarla a lo largo de la semana.

  • Básicos como el arroz, la quinoa…



¿Cómo organizo mi menú semanal?

Existen mil y un planificadores de menú semanal hoy en día, normalmente son folios que pegas en la nevera con un imán, pero a mí este método no me funciona. Yo elijo escribir mi menú semanal en un cuaderno, guardando cada semana que organizo para poder inspirarme más adelante. Lo que ocurre es que a veces me siento a escribir el menú semanal y me quedo en blanco, ¿nunca te ha pasado? Entonces lo que hago es mirar semanas anteriores y coger ideas, así tardo menos en rellenarlo y en calcular lo que puedo tardar en cocinar y demás, porque ya lo he hecho otras veces.

menu-semanal

Otra ventaja de escribir en un cuaderno es que en las hojas del final escribo recetas que suelo cocinar, así lo tengo todo ordenado en el mismo sitio.

Me gusta tener una referencia de lo que he ido comiendo todas las semana, y eso lo consigo escribiendo en un cuaderno.

Mi cuaderno lo guardo en la cocina, y es cuestión de ir revisando que toca para comer, qué tengo ya preparado, si tengo que descongelar algún tupper de antemano…

Una vez he organizado lo que voy a comer esta semana, lo siguiente que hago es escribir la lista de la compra. En mi caso, que voy a comprar casi a diario porque no tengo coche y no puedo cargar con toda la compra de la semana, antes de salir a comprar reviso lo que toca comer ese día y anoto los ingredientes que me faltan. Si tú haces la compra de una semana de golpe, ahorrarás incluso más tiempo, porque haces una sola lista de la compra en base a la organización de tu menú semanal.

Fácil, rápido y sencillo.

Otra cosa que suelo hacer es cocinar en grandes cantidades siempre que puedo y repetir comidas. Por ejemplo, cuando hago lentejas suelo hacer gran cantidad, entonces si una semana planifico lentejas para comer, las pongo dos días seguidos (martes y miércoles por ejemplo). Cocino una vez pero nos da para comer dos veces.

Al igual que cuando compro lechuga para hacer ensalada, si no la comes en una semana se pone mala, entonces cenamos ensalada (sola o acompañada de algo más) varias veces esa semana.

Aprender a organizarse y a cocinar sin malgastar requiere tiempo y práctica. Al principio quizás te cueste mucho seguir el plan o a lo mejor te haces un lío.

¡No pasa nada! Sigue con ello y verás como tus habilidades mejoran cada semana. Al final se convierte en algo mecánico y la cantidad de tiempo que ahorras no tiene precio. Además, comprobarás cómo cada vez comes mejor, más saludable.


Trucos para organizar tu menú semanal saludable.

En este vídeo os dejo algunos consejos o trucos para organizar nuestras comidas a lo largo de la semana:

Espero que este artículo de menú semanal os haya gustado, pero, sobre todo, espero que os haya aportado algo bueno.

¡Muchas gracias por leer hasta aquí!

Con cariño,

Alziur.

Organiza tu menú semanal saludable

Siempre os digo que sin una buena organización previa, alcanzar vuestros objetivos es muchísimo más complicado. Bien, pues a la hora de cuidarnos y comer bien ocurre lo mismo: todo empieza por una buena organización semanal de nuestras comidas.

En mi caso he de decir que no tengo un tupper específico para cada comida de la semana, sin embargo sí hago una serie de cosas que me ayudan a organizar mejor mi menú semanal con la intención de siempre tener a mano algo rico y saludable que llevarme a la boca.

En este vídeo os cuento 10 trucos que a mí me sirven de mucha ayuda a la hora de organizar mi menú semanal saludable:

Pero no solo quiero compartir mis trucos contigo, también quiero darte 4 motivos que te ayudarán a concienciarte de que la organización de tu menú semanal saludable es fundamental:

1.Ahorras tiempo.

Si es tan fácil como abrir la nevera y sacar un tupper, bienvenido sea, ¿verdad? Hoy en día todos vamos con prisas, pero si dedicamos un par de horas una vez a la semana a organizarnos, la falta de tiempo dejará de ser un problema.

2. No hay excusas.

Cuando ya hay algo rico y saludable esperándote en la nevera, las excusas desaparecen. Esa pizza a domicilio deja de ser una opción a tener en cuenta, al igual que comprar algo precocinado, y poco saludable, en el supermercado de al lado de casa.

3. Más económico.

Tener tu menú semanal saludable preparado te evitará malgastar dinero en pedir comida a domicilio por pereza de cocinar, pues todos llegamos a casa cansados, y ¿a quién le apetece ponerse a cocinar? Pero si ya tienes la mitad del trabajo hecho, no solo inviertes en salud sino que ahorras dinero, porque no nos engañemos, pedir comida a domicilio o salir a cenar normalmente sale menos rentable que comer tu propia comida.

4. Compra rápida.

Cuando ya tienes una idea hecha en tu cabeza de lo que vas a cocinar a lo largo de la semana, hacer la compra es mucho más sencillo. Aún así te recomiendo que lleves la lista hecha de casa y que procures no salirte de lo que ahí está escrito.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Espero que este blog os haya servido de inspiración para organizar vuestro menú semanal saludable y, como siempre os digo, aprendo mucho de vosotros, así que si tenéis algún truco que queráis compartir, sentiros más que bienvenidos para hacerlo en los comentarios de abajo.

Muchas gracias una vez más chicos, os deseo lo mejor en la vida.

Con cariño,

Alziur.